Aprobación de planes urbanísticos y transitoriedad de las determinaciones de los planes anteriores

Compartir

Se ha planteado como consulta en el FORO un tema interesante, que tal vez merezca un tratamiento específico, para sostener un debate que puede prolongarse en el tiempo:

LA SITUACIÓN TRANSITORIA UNA VEZ QUE SE HA APROBADO UN NUEVO PLAN URBANÍSTICO, Y EN QUE SITUACIÓN QUEDAN LAS DETERMINACIONES DE LOS PLANES VIGENTES CON ANTERIORIDAD.

La casuística puede ser muy extensa y compleja, en función de que esta situación esté regulada, expresamente, en el nuevo Plan, o no; o en función del nivel de ejecución del planeamiento anterior, etc..

Creo que merece la pena estudiar esta cuestión en función de los casos concretos que se os pueden presentar en la actividad diaria.

Granada, por ejemplo, es un supuesto controvertido, si tenemos en cuenta la denominación de algunos suelos como “transitorios” por el PGOU (que se aprobó en el 2000) y su consideración como suelos urbanos consolidados en la adaptación a la LOUA en el 2009.

¿Qué os parece si dedicamos a este tema un tratamiento monográfico?. ¿Que problemas se presentan con esta cuestión?.

2 consultas en Aprobación de planes urbanísticos y transitoriedad de las determinaciones de los planes anteriores

  1. #
    Javier Aguilar9 de diciembre, 2018

    En el municipio en el que trabajo, recientemente se me ha planteado la cuestión de la transitoriedad de las determinaciones de los planes anteriores al informar la licencia urbanística para la construcción de una nave industrial en un polígono industrial que cuenta con plan parcial, reparcelación y proyecto de urbanización aprobado definitivamente con anterioridad a la aprobación definitiva del planeamiento general (Rev. NNSS 2002).

    El proyectista ha usado las determinaciones urbanísticas del planeamiento general (Rev. NNSS 2002) que en líneas generales permiten mayores alturas, ocupación, edificabilidad…, en cambio la ordenanza reguladora del Plan Parcial (SUT-I “Rosa 4” 2001) es más restrictiva.
    El parámetro urbanístico básico que crea conflicto es la ocupación de parcela en planta baja, que el proyectista establece en el 91,42%:
    – en el plan parcial SUT-I “Rosa 4” 2001 se fija la ocupación máxima en planta baja en un 80% de la parcela.
    – en la Rev. NNSS 2002 se fija la ocupación máxima según retranqueos y separación a linderos e indica que el ámbito de aplicación es la zonificación de polígonos industriales (SUT-I, La Rosa)

    La situación del planeamiento general es la siguiente: la Revisión de las Normas Subsidiarias de Planeamiento del año 2002 (Rev. NNSS 2002), reconoce expresamente al suelo del plan parcial como SUELO URBANIZABLES DE CARACTER TRANSITORIO (SUT-I), como suelo apto para urbanizar de las anteriores NNSS 1991. Además, el planeamiento general se ha adaptado parcialmente a la LOUA (AP-PGOU 2010) y sigue reconociendo los ámbitos de SUT-I y en las disposiciones transitorias de la normativa urbanística indica que el planeamiento de desarrollo aprobado se considera integrante del planeamiento general, y que esta situación se mantendrá en tanto estos instrumentos de planeamiento no sean expresamente derogados por el planeamiento general.

    Mi conclusión es que las determinaciones del planeamiento de desarrollo SUT-I siguen siendo vigentes, aunque me generan dudas las referencias del planeamiento general (Rev. NNSS 2002) en la ordenanza reguladora de suelo industrial en el ámbito de aplicación al SUT-I. También se da la circunstancia que el redactor del planeamiento general y del planeamiento de desarrollo en cuestión son la misma persona.

    Adjunto un informe más detallado en el que reproduzco la documentación escrita y gráfica de los instrumentos de planeamiento general (Rev. NNSS 2002 y AP-PGOU 2010) y planeamiento de desarrollo (PP SUT-I “Rosa 4”)
    https://docs.google.com/document/d/16astxFNTWcAdmXJa2NDyAu39tYKZtWw_aquqqTB0IaI/edit?usp=sharing

    Ver respuestas
    • Emilio Martín10 de diciembre, 2018

      Buenos días.

      Este debate es muy interesante y, normalmente, surge debido a que el planeamiento general sobrevenido no aclara bien que es lo que ocurre con el suelo transitorio, ya que comete, desde mi punto de vista, una contradicción intentado solucionar un problema.

      Me explico. La tendencia es reconoce el planeamiento aprobado con anterioridad que está en proceso de ejecución para evitar supuestos indemnizatorios, ya que interrumpir un proceso de ejecución que se está desarrollando en plazo, puede acarrear graves consecuencias por responsabilidad de la Administración. Pero al mismo tiempo se establece sobre esos mismos ámbitos “transitorios” una regulación urbanística precisa desde el nuevo planeamiento general, a veces contradictorias con el planeamiento transitorio y que, generalmente, implican condiciones de edificación sobre un suelo que finalmente, se considerará suelo urbano consolidado.

      Esta forma de abordar las situaciones transitorias (que parece que es lo que ocurre en este caso), provoca el siguiente galimatías: si aplicas directamente la norma que define la calificación urbanísticas del plan de desarrollo transitorio, tal y como parece desprenderse de la normativa del nuevo planeamiento general, obtiene licencia conforme a su derecho subjetivo (aprovechamiento subjetivo) que es el fijaba el plan parcial; pero el suelo ya es urbano, y las nuevas NNSS determinan unas condiciones para ese suelo urbano ¿que pasa si ahora el propietario te pide una licencia de ampliación conforme a esas condiciones, ampliando la ocupación?, ¿se la puedes denegar?.

      El problema para mi es el siguiente. Si el planificador quiere que se mantengan las condiciones del suelo transitorio (y no quiere, exclusivamente, evitar la paralización de su desarrollo), no debe establecer determinaciones concretar sobre ese suelo, y remitirse en las condiciones de ordenación al plan de desarrollo del que trae causa. Si sólo quiere evitar las consecuencias de la paralización de la ejecución, debe de fijar los plazos y las condiciones del entronque de la situación transitoria con la prevista por el nuevo planeamiento general.

      No olvidemos una cosa que es importantísima. El derecho del propietario lo marca el aprovechamiento subjetivo, y este coincide con el objetivo establecido por el planeamiento general en suelo urbano consolidado. Y el suelo transformado y urbanizado conforme al instrumento de planeamiento pasa a ser suelo urbano (art. 45.1.c de la LOUA). Si ese suelo ya es urbano, y las NNSS tienes unas determinaciones pormenorizadas y detalladas para el mismo ¿puede denegar una licencia que apliquen las mismas?. Puedes, si las NNSS te dicen que las únicas determinaciones que puedes aplicar es la del planeamiento de desarrollo del que trae causa, pero entonces, ¿para qué establecen determinaciones pormenorizadas en este suelo las NNSS?.

      ¿Qué opinas?. Vamos a profundizar en este tema. En Granada esta regulación está planteando muchos problemas, agravados últimamente, con la derogación de la interpretación que se hizo del PGOU sobre esta cuestión a los pocos meses de la aprobación del Plan.

Deje su consulta

Antes de enviar su mensaje, revise el Reglamendo del Foro. Al enviar su comentario, acepta dicho reglamento.